Ocultación por el asteroide troyano Polymele


¿Quieres colaborar con la NASA y ser partícipe del seguro éxito de la misión Lucy?


En la noche del próximo 30 de septiembre al 1 de octubre se producirá la ocultación de una estrella de magnitud 15.57 (AR: 04:21:15.8,  DEC: +23:13:42, J2000) por el asteroide troyano de Júpiter llamado Polymele (15094).

La NASA, en colaboración con diferentes instituciones internacionales esta desarrollando varias campañas de ocultación[1] de los diferentes asteroides troyanos que visitará la misión a lo largo de los cinco continentes. Estas son fundamentales para adquirir un conocimiento previo de sus propiedades.

La ocultación que se producirá a las 02:21:27 (UT) del 1 de octubre es especialmente importante para NASA porque éste es uno de los asteroides que visitará la misión LUCY, cuyo lanzamiento está previsto para el 16 de octubre.  (Ver "The Lucy Mission: exploring the unexplored", por Adriana Ocampo -IAA-, jueves 2 de septiembre, 15:00 h).  Como ya sabemos, determinar con precisión por parte de diferentes observadores los tiempos de desaparición y aparición de la estrella ocultada hace posible caracterizar la forma y tamaño del objeto que oculta.  (Ver "Ocultaciones estelares por asteroides y TNOs", por René Duffard).

Para llevar a cabo la observación la NASA desplazará a nuestro país un equipo humano compuesto por alrededor de 25 observadores expertos en ocultaciones así como 21 telescopios de 16” (40 cm), junto con todo el equipamiento técnico necesario para su manipulación y control.

La solicitud de colaboración a los astrónomos amateur de España que nos hace la NASA está justificada por el hecho de que la región de sombra de esta ocultación cruza nuestra geografía desde Asturias a Levante.  Por ello se va a desarrollar una campaña de observación coordinada por el Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias (ICTEA).

A pesar del importante número de recursos humanos y materiales que la NASA dedicará al proyecto, para el éxito de esta campaña de observación se precisa de la colaboración de la comunidad astronómica amateur española a dos niveles:

1 - Si tienes experiencia en el manejo de pequeños telescopios y disponibilidad para viajar y colaborar con el equipo de expertos americanos y nacionales durante los días que van del 27 de septiembre al 1 de octubre, tu ayuda será indispensable para realizar, tras unos días de entrenamiento, las labores científicas precisas para registrar la ocultación. Si este es tu caso envía un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicando tu interés en participar en toda la campaña de ocultación[2].

2 - Si dispones de un observatorio ubicado en la sombra de paso del asteroide marcada en la figura anterior o tienes posibilidad de desplazarte a una de esas zonas a realizar la observación, pero tan solo tienes disponibilidad para hacerlo la noche en que tendrá lugar la ocultación envía un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. indicando tu interés en participar la noche de ocultación. (Dada la magnitud de la estrella a observar se estima que telescopios de diámetros inferiores a 12” tienen muy pocas posibilidades de llevar a cabo un registro efectivo).

 


[1] La ocultación de una estrella por un Asteroide consiste en la interposición de uno de estos cuerpos entre la estrella y un observador. A causa de esto, se apreciará una disminución del brillo de la estrella eclipsada, hasta alcanzar la magnitud del Asteroide, en la mayoría de los casos. 

[2] La NASA está ultimando los detalles administrativos necesarios para reembolsar a los participantes los gastos de manutención y alojamiento ocasionados por las cuatro noches de trabajo previstas. Aunque la NASA es optimista y espera tener resueltos los problemas administrativos existentes, a la fecha de publicación de esta noticia no existe financiación disponible para cubrir los gastos ocasionados por lo que se recomienda no descartar la posibilidad de tener que autofinanciar la propia participación en la misión.